10 motivos para elegir Windows 8 y no Mac OS X

Nunca se dejará de debatir sobre si es mejor Windows o Mac como sistema operativo. Unos usuarios prefieren Windows, mientras que otros prefieren Mac. Pero ¿cómo elegir si uno va a comprar un ordenador? Os damos 10 motivos para elegir Windows.

1.- Windows 8 ofrece una mayor personalización

Si compras un ordenador con Windows 8, puedes elegir la marca que lo fabrica, y por tanto, la calidad de fabricación. Pero también puedes elegir diferentes opciones en hardware. Hay ordenadores con Windows que cuentan con procesador AMD o con procesador Intel. También puedes comprar ordenadores con tarjetas gráficas ATi o Nvidia, aunque esas son solo algunas de las marcas. Y lo mismo ocurre con el resto del hardware. Si compras un Mac, aunque puedes elegir entre diferentes opciones, siempre cuentan con las mismas marcas.

2.- Windows 8 es mejor para jugar a videojuegos

Hay ordenadores Mac capaces de ejecutar videojuegos a altísimo nivel. Sin embargo, el catálogo de videojuegos para Windows es muchísimo mayor que para Mac. Además, los juegos para esta última plataforma cuentan con muchos menos mods que para Windows. Mientras que la inmensa mayoría de los videojuegos se lanzan para Windows, tan solo algunos de ellos llegan también a ordenadores Mac.

3.- Windows 8 permite crear archivos desde el botón derecho del ratón

Puede parecer algo de poca importancia, pero lo cierto es que no lo es. En Windows 8, pulsando el botón derecho del ratón, y seleccionando el menú Nuevo, puedes crear carpetas, accesos directos, o incluso archivos nuevos. Es algo imposible en Mac OS X, donde tienes que ejecutar una aplicación para crear un nuevo archivo.

4.- Windows 8 funciona en pantallas táctiles

El mercado ya está lleno de ordenadores con pantallas táctiles. No obstante, todos estos son ordenadores con Windows 8, puesto que, al menos ahora mismo, Mac OS X no es compatible con ordenadores con pantalla táctil. Si lo que buscas es comprar uno de estos ordenadores, solo podrás comprar un ordenador con Windows 8.

5.- Windows 8 cuenta con teclas Inicio y Fin

Si has sido un usuario de Windows durante mucho tiempo, resulta difícil acostumbrarse a las combinaciones de teclas de Mac para desplazarte entre palabras e ir al final de la línea. Ocurre porque en Windows es mucho más fácil, pues que cuenta con teclas de Inicio y Fin.

6.- En Windows 8 puedes cambiar el nombre a varios archivos simultáneamente

Volviendo a la gestión de los archivos en Mac OS X, es imposible renombrar a la vez varios archivos. Cuando se trata de dos archivos no importa mucho, pero cuando queremos cambiar el nombre a varias docenas, entonces es más complicado. En Windows, podemos seleccionarlos los archivos, cambiar el nombre a uno, y todos los demás pasarán a denominarse igual, aunque con un número que permite ordenarlos.

7.- Aplicaciones con interfaz de escritorio clásica y moderna

Windows 8 llegó con una nueva interfaz, que era perfecta para pantallas táctiles pero que no resulta tan útil para trabajar con un ordenador convencional. No obstante, también cuenta con un escritorio clásico. No solo es una cuestión de la interfaz de Windows, sino que las aplicaciones también pueden contar con interfaz clásica e interfaz moderna. Así, con Windows 8 puedes elegir entre una interfaz u otra, no estando obligado a tener que contar con una única interfaz.

8.- El Administrador de Tareas es más completo

Tanto Mac como Windows cuentan con un administrador de tareas, en el que podemos ver las aplicaciones activas, la actividad del procesador, o de la memoria RAM. Sin embargo, el administrador de tareas de Windows es más completo. Algo tan simple como conocer la frecuencia de reloj a la que está trabajando el procesador, es posible en Windows, pero no en Mac.

9.- Windows cuenta con más aplicaciones

Si compramos un ordenador con Windows, podremos contar con una mayor cantidad de aplicaciones. Al ser un sistema operativo mucho más utilizado, los desarrolladores también han creado más programas. Por ejemplo, si buscamos un ecualizador de sonido para Mac, es improbable que encontremos algo de calidad que no sea de pago. Sin embargo, no tendremos problemas para encontrar un ecualizador de sonido para Windows.

10.- Los ordenadores Windows son más económicos

Si te estás planteando comprar un ordenador Mac, es porque cuentas con el dinero que cuesta el ordenador. Sin embargo, hay ordenadores Windows que son más económicos. En lugar de gastarte 1.000 euros en un portátil con Mac, puedes gastarte 600 euros en el portátil, y otros 400 euros en una pantalla extra, o en unos altavoces de altísima calidad.

Fuente:PCActual

Anuncios

Olvida Windows XP, ¿por qué no probar Linux?

Windows XP ha marcado una era. Todos recordamos el fondo de pantalla en el que aparece el prado verde con el cielo nublado. Todos recordamos la barra de herramientas con el icono Inicio a la izquierda. Y sí, también nos acordamos de esas otras opciones de color para la barra de herramientas, el plateado, y ese que nunca utilizó nadie por más de un mes, el verde oliva. Sin embargo, es momento de dejar de recordar, y de olvidar Windows XP. ¿Por qué no optar por Linux?

Linux ya no es lo que era. Es normal tener miedo a cambiar de sistema operativo e instalar uno que muchos dicen que es más complicado y que está hecho para “informáticos”. Sin embargo, Linux ya no es así, hay muchas distribuciones que son muy parecidas a las interfaces con las que hemos trabajado habitualmente. Nosotros os vamos a recomendar una distribución en concreto, y sus variantes, que podréis elegir siguiendo algunos criterios de los cuales os vamos a hablar.

La distribución que elegimos es Ubuntu. La creación de Canonical es la mejor elección para todos los que llegan a Linux y no quieren tener nada que sea demasiado extraño y lejano. Ubuntu se ha ido inspirando con el paso de los años en las nuevas versiones de Windows y Mac OS X, por lo que estamos hablando de una interfaz que nos va a resultar muy familiar.

Instalando programas

Instalar programas y aplicaciones no será nada diferente a lo que es en cualquier otro ordenador. Es más, puede que incluso sea más fácil, pues contamos con una tienda de aplicaciones donde poder descargar las que nosotros queramos, al estilo de Android o iOS. Muy útil para los que no quieran perder el tiempo. Solo hay que ejecutarla, escribir el nombre de una aplicación y pulsar en Instalar.

Compatibilidad

Tampoco debemos preocuparnos por la compatibilidad. Como siempre, tenemos alternativas para los principales programas que vamos a utilizar. Como suite ofimática tenemos LibreOffice, y como editor de imágenes tenemos Gimp. Pero además, también podemos optar por Wine, que nos permite ejecutar aplicaciones Windows en cualquier Linux. No todos los programas son compatibles, pero podría ser muy útil para algún pequeño programa que sea imprescindible, y que queremos seguir utilizando. Por último, hay que aclarar que Ubuntu ya cuenta con una buena base de drivers para los componentes electrónicos de nuestro ordenador. Eso no será ningún problema, porque Canonical lleva trabajando desde hace años para que no haya diferencias notables entre utilizar Windows y utilizar Linux.

Es el momento de cambiar

Para colmo, no iba a haber mejor momento para cambiar a Linux. Pensemos en una cosa, cada vez son más los servicios online que utilizamos. El procesador de textos lo tenemos en Google Drive, o incluso en la web de Microsoft Office. Podemos editar imágenes con Pixlr Editor. E incluso ya utilizamos el navegador para jugar a muchos de los juegos más multitudinarios de la red.

Si eres un usuario de Windows XP que solo quiere tener un ordenador para poder navegar por Facebook, escribir algún documento e imprimir algunas cartas, no lo dudes ni un instante.

¿Es difícil instalar Linux?

No lo es para nada. En este artículo te explicábamos cómo puedes pasar fácilmente de Windows XP a Ubuntu sin ningún problema.

http://www.pcactual.com/articulo/zona_practica/paso_a_paso/4410/pasa_windows_ubuntu_sin_traumas.html

Eso sí, ten en cuenta una cosa antes de intentarlo. Si estás leyendo PC Actual, tienes conocimientos de sobra para instalar Ubuntu en tu ordenador con un poco de ayuda. Lo único que necesitas es paciencia y no tener miedo a ninguna de las opciones de configuración que te pedirá sobre el disco duro. Eso es lo único complicado, y tampoco será demasiado difícil.

¿Qué distribución elegir?

Ahora bien, hay varias variantes de Ubuntu que se pueden utilizar. Lo vamos a resumir así. Si tienes un ordenador potente, con más de 2 GB de RAM, entonces puedes elegir entre Ubuntu y Kubuntu. La diferencia entre los dos es la interfaz gráfica. Podríamos estar eternamente hablando de diferencias, pero ahora que nadie nos lee y no hay riesgos de críticas, aun sabiendo que lo que vamos a decir no es estrictamente correcto, diremos que Ubuntu es más como Mac y Kubuntu es más como Windows.

Si tu ordenador tiene solo 1 GB de RAM, o crees que no va a ser capaz de mover un sistema operativo de alto nivel, siempre puedes recurrir a Xubuntu. Es una versión ligera, y muy rápida, que permitirá que un ordenador sin grandísimas capacidades funcione bien.

Fuente:PCActual