Realidad Aumentada: más allá de lo que tus ojos ven

Apertura Realidad Aumentada
Empresas como Sony, Qualcomm o Google apuestan por el desarrollo de la Realidad Aumentada, aunque de momento sin una aceptación masiva.
Hay muchas formas de entender la Realidad Aumentada. Pero, de un modo genérico, se puede describir como la superposición de información y datos provenientes de fuentes on-line u off-line, sobre las imágenes captadas en tiempo real por la cámara del dispositivo que se esté usando, y que se muestran en una pantalla, ya sea la de un smartphone, un monitor, unas gafas «inteligentes» o un televisor conectado a una consola, por poner varios ejemplos.
La cámara captura lo que ve de un modo analógico, pero esas imágenes se procesan digitalmente y se asocian a datos relativos a su geolocalización, el momento temporal, la orientación, ángulo, velocidad o cualquier otro que sea susceptible de ser generado a partir de los sensores del dispositivo donde esté instalada la aplicación de Realidad Aumentada. De este modo, la información que se muestra en pantalla está asociada de una forma unívoca al contexto del usuario.
Bidi

Aplicaciones

La información que se superpone a la imagen es la que caracteriza el tipo de uso que se le da a la Realidad Aumentada. Puede ser desde las paradas de Metro con información sobre cómo llegar o la distancia hasta ellas, hasta contactos de tu agenda de direcciones mostrando su domicilio, foto o incluso los tweets publicados más recientes, pasando por fotos subidas a la Red, gasolineras, cajeros, información sobre monumentos, datos sobre los cuerpos celestes en el cielo, incluso sobre obras de arte en museos. Sin olvidar aplicaciones lúdicas, como juegos para consolas, apps que extienden la experiencia de lectura de libros y revistas; o herramientas de marketing, como las que integran Realidad Virtual en los carteles de cine de las marquesinas.
Sony Wonderbook

Funcionamiento

Códigos Bidi
El funcionamiento es conceptualmente sencillo. Se captura la imagen con una cámara (en teoría, se podría extender a sonidos o cualquier otro elemento de «realidad» que se desee aumentar) y se establece una correlación con los datos disponibles de los sensores del dispositivo, como la ubicaciónGPS, la orientación en el espacio, la velocidad, etcétera. Como resultado de esta correlación, es posible superponer sobre la imagen datos extraídos de diversas fuentes de información, como los contactos de nuestro móvil que tengan la dirección disponible, o lugares tales como hoteles, restaurantes, gasolineras, etcétera, que tengan asociada información de ubicación geográfica.
En otro nivel de la aplicación está la detección de códigos insertados en imágenes (como los de tipo QR, por ejemplo), reconocimiento de formas y otros tipos de análisis de imagen realizados mediante tecnologías digitales. A través de este tipo de análisis, una aplicación de Realidad Aumentada puede superponer sobre las imágenes captadas por la cámara todo tipo de infografías, datos, vídeos, modelos 3D, animaciones, enlaces web y, en general, todo lo que se le pueda ocurrir a un desarrollador.
Realidad Aumentada
 Con los contenidos adecuados se pueden crear «efectos aumentados» tan espectaculares como hacer salir a un dinosaurio de la portada de una película en Blu-Ray usando un simple móvil.
Las aplicaciones son infinitas: desde libros y revistas con apps para móvil u ordenador, en las que simplemente apuntando con la cámara a las páginas se pueden lanzar vídeos, animaciones o contenidos multimedia de toda clase hasta carteles de películas que «vistos» con el smartphone dan información de los cines donde se proyectan o muestran el tráiler, pasando por carátulas de DVD, Blu-Ray o libros que observados por el «ojo» del móvil y con la app correspondiente ofrecen desde contenidos extras, hasta capítulos exclusivos o similares. El efecto es impactante y muy visual, aunque depende de la calidad con la que se hayan diseñado y creado los contenidos.
Realidad Aumentada

Otra dimensión

Qualcomm, una de las empresas que más tiempo llevan investigando y desarrollando este tipo de aplicaciones, considera la Realidad Aumentada casi dentro de un nuevo nivel sensorial, como un sexto sentido equiparable al oído, la vista, el olfato… que añade inteligencia y significado a la «realidad» capturada por el dispositivo de que se trate. Es un modelo bonito y que confiere a la tecnología una dimensión muy atractiva.
No obstante, existen impedimentos que hacen que no sea un fenómeno de masas, como todo lo relacionado con la interfaz y la naturalidad con la que se utilizan este tipo de aplicaciones RA. Hay que lanzarlas, esperar a que se inicialicen y, además, hacen que el consumo de batería se dispare, por ejemplo. Por no mencionar la cantidad de apps que están apareciendo para plataformas móviles como Android, iOS, Windows Phone o Black­Berry, que hacen muy complicado tener una experiencia de Realidad Aumentada homogénea y universal a través del smartphone.
Sony Wonderbook
 Las aplicaciones en videojuegos son inmediatas con ejemplos como Woderbook de Sony para PlayStation, donde se pueden generar mundos de fantasía superpuestos a la imagen real.
Con todo, están mejorando mucho y se están empezando a usar cada vez más; no solo en móviles, sino también en el ordenador o las consolas de videojuegos. El juego estrella de Sony para las pasadas navidades fue Wonderbook, que no es sino un libro donde cada página es un código que la cámara de la PS3 «ve» para superponer en la pantalla todo un universo de fantasía recreado de acuerdo con los contenidos del libro, de modo que los jugadores pueden también interactuar con ese universo como parte del juego.
Otras compañías implicadas en el desarrollo y difusión de la RA son Aurasma con su propio SDK de desarrollo de aplicaciones de todo tipo, o la propia Qualcomm con su plataforma AR llamadaVuforia, que también cuenta con un SDK para facilitar el desarrollo de aplicaciones alrededor de la Realidad Aumentada.

Posibilidades

Con cada generación tecnológica, las ventajas de la Realidad Aumentada se incrementan y sus inconvenientes se reducen. Aplicaciones como Wikitude ofrecen una percepción aumentada de la realidad que facilita tareas tan triviales como localizar un cajero o ubicarse en el espacio de un modo más rápido que con un mapa, con el añadido de tener una información contextual muy completa sobre el entorno.
Ya se están implementado sistemas de traducción simultánea automática, aunque de forma experimental, pero con resultados casi de ciencia ficción. En octubre, Microsoft hizo una demo de traducción en tiempo real de inglés a mandarín espectacular, y es solo el principio.
Realidad Aumentada

Realidad o Percepción Aumentada

Si bien hemos estado hablando todo el rato de Realidad Aumentada, en la práctica, pensamos que sería más correcto hablar de Percepción Aumentada. La realidad es la que es, y estas aplicaciones lo que consiguen es que aumente nuestro nivel de percepción de esa realidad que nos rodea y que captamos con un móvil o una cámara. Si la realidad se aumentase, dejaría de ser realidad para pasar a ser otra cosa.
De todos modos, se llame realidad o percepción, lo que está claro es que las tecnologías digitales y la conectividad universal hacen posible que mejore nuestro nivel de experiencia del mundo que nos rodea. Desde localizar un servicio como una farmacia sin dar mil vueltas a la manzana, hasta obtener una información útil sin teclear una sola letra, cambiando la introducción de texto por un gesto tan natural como apuntar con la cámara del móvil hacia un código, un póster o incluso un monumento.

Google Glass, un proyecto prometedor pero complejo

Google Glass
Uno de los proyectos más mediáticos alrededor de la Realidad Aumentada esGoogle Glass. Las famosas «gafas de Google» son el paradigma de RA al combinar la superposición de información contextual sobre lo que ven nuestros ojos, con un diseño tan familiar como el de unas gafas. La información se presenta sobre la superficie de las mismas, y además permite hacer fotos o iniciar sesiones de videoconferencia.
La idea es excelente, aunque existen retos complicados de superar a corto plazo, como laautonomía, la capacidad de procesamiento que se puede integrar o la interfaz, que debería ser diseñada desde cero para conseguir una interacción natural entre el usuario y las Google Glass. De momento existe un kit de desarrollo a la venta por unos 1.500$. En cualquier caso, la Realidad Aumentada es una tendencia clara en los meses que vienen.
Fuente:PCActual
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s