Diez servicios on-line para escuchar música a la carta

Servicios de música en streaming intro

La posibilidad de escuchar música en streaming a través de Internet no se basa, ni mucho menos, en una tecnología reciente. Sin duda, los melómanos veteranos que llevan largo tiempo surfeando por la Red recordarán Live 365, un servicio todavía en activo que arrasó a principios de la década pasada y que compendiaba miles y miles de emisoras musicales on-line temáticas.

Servicios como Last.fm, cuyo lanzamiento data de 2002, comenzaron a ofrecer, además, la posibilidad de escuchar temas bajo petición: el usuario ya no tenía que aguardar a que la emisora on-line radiara sus temas favoritos, sino que tenía la oportunidad de decidir cuándo y cómo quería oírlos. No obstante, todos estos servicios pioneros topaban con una serie de inconvenientes.

Por una parte, el ancho de banda del que disfrutaban la mayoría de hogares, significativamente más reducido que el que empleamos hoy en día, daba como resultado una calidad de audio muy mejorable.

Por otra, para acceder a estos servicios, se precisaban una serie de plug-ins que no siempre resultaban sencillos de instalar. No obstante, el principal motivo por el cual no obtuvieron la popularidad que merecían radica en que el número de internautas en nuestro país por aquel entonces era mucho más reducido, y la mayor parte de ellos ni siquiera eran conscientes de que existía esa posibilidad.

La revolución de Spotify

Con el paso del tiempo, los servicios fueron popularizándose, pero tuvimos que esperar a que apareciera Spotify para que la música a la carta vía Internet llegara a las masas. La propuesta de esta aplicación era irresistible: no solo se limitaba a ofrecer temas en streaming bajo petición, sino que compendiaba la mayor parte de la música aparecida hasta el momento.

Efectivamente, la base de datos que ofrece la compañía sueca, con aproximadamente diez millones de títulos, resulta envidiable, y es comprensible que a estas alturas haya superado los diez millones de usuarios activos, pese a que hasta hace relativamente poco solo podía accederse al servicio a través de una invitación. Spotify, qué duda cabe, ha tenido un efecto decisivo sobre nuestros hábitos a la hora de escuchar música.

¿Y el almacenamiento local?

Por primera vez, la posibilidad de delegar en la Nube el cometido de catalogar y almacenar nuestros álbumes favoritos comienza a materializarse. La práctica pone de manifiesto que con frecuencia resulta mucho más rápido y sencillo encontrar un tema determinado en Spotify, enLast.fm, en Deezer o en servicios afines que buscarlo entre una extensa colección de archivos, no digamos ya de CDs.

A la inmediatez debemos añadir que las canciones están disponibles 24 horas del día, 7 días a la semana, sin que importe nuestra ubicación geográfica. Este hecho cobra particular relevancia si nos centramos en los dispositivos móviles, cuya capacidad de almacenamiento es relativamente reducida. La mayoría de los servicios ofrecen encarnaciones portátiles que pueden utilizarse para disponer de todo el material que incluyen sus bases de datos desde móviles y plataformas similares.

En definitiva, en la práctica, ya es posible disfrutar de discografías que ocuparían una cantidad descomunal de terabytes empleando un dispositivo que cuenta con un reducidísimo espacio en disco. Basta con que éste posea acceso a la Red y sea capaz de ejecutar la aplicación asociada.

No obstante, tal avance se topa con el obstáculo que representa nuestra tendencia natural a poseer y a acumular, a cerciorarnos de que seguiremos teniendo acceso a todo aquello que en su momento nos complació. Una tendencia que queda en parte justificada si atendemos al historial de algunos de los servicios más sólidos y reputados de la red de redes. Si el Geocitiesde Yahoo! fue clausurado, ¿qué razones tenemos para confiar en que no lo harán los servicios que albergan nuestras canciones favoritas?

Servicios de música en streaming intro goear

Descarga desde streaming

En definitiva, aunque el futuro apunte a la Nube como solución definitiva, a día de hoy, la descarga sigue erigiéndose como perfecto complemento al streaming. De ahí que la inmensa mayoría de los servicios ofrezcan la posibilidad de adquirir los temas en alta calidad en iTunes,Amazon y otras tiendas virtuales. Como alternativa, podemos utilizar software de terceros, que en determinados casos nos permitirá bajarnos el fichero que está sonando de la página web para seguir escuchándolo posteriormente sin conexión.

Es el caso de Video DownloadHelper, una extensión para Firefox compatible incluso con la beta más reciente de su versión 4. Pese a lo que pueda dar a entender su nombre, la aplicación funciona también con audio. Así, por ejemplo en Goear, bastará con pulsar sobre su icono, para descargar el fichero en formato MP3.

En otros servicios, como Muziic, el archivo resultante se encontrará en formato Flash (FLV). En tal caso, posteriormente, deberemos convertirlo a MP3 empleando una aplicación adicional, comoFreez Flv to MP3 Converter. Si bien la calidad de audio que ofrece la reproducción en streaming y la descarga gratuita mediante las aplicaciones anteriormente citadas es objetivamente inferior a la que obtendríamos reproduciendo el CD original o la canción adquirida en las tiendas virtuales, los modernos algoritmos de compresión con pérdida darán como resultado unos niveles más que aceptables.

La faceta musical de YouTube

Servicios como Goear o Grooveshark resultan muy prácticos para publicar canciones en los muros de Facebook o en otras redes sociales. No obstante, si estás inscrito en ellas, probablemente habrás observado que, a la hora de compartir música, la mayoría de usuarios optan por postear el vídeo asociado en YouTube, aunque se limite a una imagen estática.

Esta práctica se debe en parte a que los servicios de música en streaming son significativamente menos conocidos, pero también al hecho de que el servicio de vídeo de Google ha ido convirtiéndose con los años en una de las bibliotecas musicales más ricas que podemos encontrar en la Red.

Los desacuerdos en materia de derechos que impiden que artistas como The Beatles o King Crimson figuren en los principales servicios de difusión musical on-line no impiden que parte de sus temas estén presentes en YouTube. De ahí que, como veremos a continuación, parte de las páginas y aplicaciones que trataremos se nutran de esta fuente.

Servicios de música en streaming intro 2

Nuestras pruebas

Puesto que los catálogos y las bibliotecas que ponen a nuestra disposición los servicios analizados están en permanente actualización, con frecuencia, ni siquiera el propio desarrollador proporciona información acerca de la cantidad de música disponible.

En consecuencia, en un intento por averiguar la variedad que ofrece cada página o aplicación, hemos buscado temas de cinco artistas al azar (más concretamente Front Line Assembly,Current 93BonoboJoanna Newsom y The Chameleons), tomando como criterio que no fueran demasiado populares pero que contaran con una discografía y una popularidad lo suficientemente amplia como para merecer figurar en un catálogo que se precie.

Por lo demás, a la hora de dar una puntuación, hemos tenido en cuenta las características generales de cada servicio en régimen gratuito, así como las impresiones que hemos cosechado durante las diferentes escuchas.

Por último, debemos señalar que, aunque hemos permanecido conectados largo rato a cada uno de los servicios, solo en Spotify hemos escuchado publicidad en formato audio. Queda por determinar si las demás páginas y aplicaciones se limitan a anuncios en formato gráfico o si los nuevos usuarios disfrutan de un extenso período de gracia.

Líbrate de la molesta publicidad en Spotify

Servicios de música en streaming intro 3

Uno de los principales inconvenientes de Spotify, además de las restricciones que se han aplicado desde que los usuarios pueden inscribirse sin invitación, radica en la publicidad en formato audio que emite el servicio.

Por fortuna, podemos desactivarla empleando Spoti-Tool, una pequeña aplicación que se ofrece en régimen gratuito. Una vez instalada, bastará con identificar manualmente cada uno de los anuncios como tales para que, en adelante, sean automáticamente silenciados.

Servicios de música en streaming

Rockola

Rockola, red social musical con servicios adicionales

Fabricante: Rockola Media Group / Precio: Gratuito

Estamos ante un servicio español, lo cual favorece que podamos encontrar música de artistas nacionales, además de una serie de servicios adicionales muy interesantes en el área Rockola Xtra

Leer análisis

Muziic

Muziic, un servicio de radio, reproductor y deejaying on-line

Fabricante: Muziic / Precio: Gratuito

Muziic es un servicio híbrido de música en streaming, alimentado en su mayor parte de la música de YouTube, que puede utilizarse tanto desde una aplicación dedicada como desde una web

Leer análisis

Mufin

Mufin, reproductor de música local con muchas opciones

Fabricante: Mufin / Precio: Gratuito

El servicio de música en streaming Mufin reúne diversos servicios y cubre varios ámbitos. Eso sí, no sobresale como la mejor opción en ninguno, siendo una excelente solución de compromiso

Leer análisis

Mixtape.me

Crea cintas virtuales con las canciones de Mixtape.me

Fabricante: Mixtape / Precio: Gratuito

La cinta recopilatoria que grabábamos hace años a los amigos y que da nombre a este servicio podría dar a entender que estamos ante una página que permite cargar nuestra propia música para compartirla

Leer análisis

Grooveshark

Servicio de música en streaming Grooveshark

Fabricante: Escape Media Group / Precio: Gratuito

Lanzado en 2007, Grooveshark ha pasado por diversas etapas hasta convertirse en una página que nos permite tanto buscar y escuchar música on-line como cargar nuestras propias canciones

Leer análisis

Goear

Goear, comparte tú música con este servicio español

Fabricante: Goear / Precio: Gratuito

En muchos sentidos, Goear encaja mejor en el ámbito de las aplicaciones web para compartir canciones que en el de los servicios de música a la carta on-line

Leer análisis

Pandora

Pandora, la caja de música norteamericana

Fabricante: Pandora Media / Precio: Gratuito

El servicio que ofrece Pandora Media se basa también en las listas inteligentes. Así, tras localizar una canción o un intérprete que sea de nuestro agrado, Pandora nos ofrecerá música similar

Leer análisis

Last.fm

Last.fm, veterana emisora de pago que sigue en forma

Fabricante: Last.fm / Precio: 3€

Last.fm fue en su momento uno de los servicios pioneros de música en streaming en ofrecer lo que han terminado convirtiéndose en funcionalidades estándar

Leer análisis

Deezer

Deezer, buenas posibilidades pero con catálogo limitado

Fabricante: Blogmusik / Precio: Gratuito

Para escuchar música en Deezer, basta con conectarse a la página principal del servicio, efectuar una búsqueda y disfrutar de los 7 millones de temas que se ofrecen sin ni siquiera inscribirse

Leer análisis

Spotify catálogo

Spotify, el catálogo más amplio que podemos encontrar

Fabricante: Spotify / Precio: Gratuito

El servicio de música en streaming de la compañía sueca supuso en su momento una verdadera revolución y, gracias a su creciente catálogo, sigue en la cresta de la ola

Leer análisis

Ver comparativa

La opinión de PC Actual: incompletos y complementarios

Valorar los servicios que nos ocupan en función de la música que seleccionan las emisoras externas que enlazan, los sistemas automatizados que se encargan de aunar grupos y canciones bajo una misma etiqueta y los propios internautas mediante la creación de playlists públicas, es, qué duda cabe, una labor que entra de lleno en lo subjetivo. En este sentido, solo cada uno de nosotros, los usuarios, puede emitir veredicto.

Lo cierto es que, en líneas generales y tras el inevitable descarte inicial, las diez aplicaciones y/o páginas web sometidas a análisis han resultado de lo más satisfactorias por una u otra razón. Podemos afirmar, así pues, que la radio en Internet es una alternativa real a las descargas, y que posee la suficiente calidad –tanto a nivel técnico como estrictamente artístico– como para complacer a cualquiera. No obstante, tras esta primera conclusión llegamos a otra menos halagüeña.

Un catálogo más amplio no es el más completo

La preeminencia de Spotify como estándar gratuito para escuchar música aprovechando las posibilidades de la Nube queda solo justificada hasta cierto punto. Cierto es que se trata del servicio más apto para disfrutar de álbumes completos y tener acceso a la discografía de determinados artista.

Sin embargo, por un lado, está el incordio de las cuñas publicitarias, que inexplicablemente no se valen de la información recolectada para discriminar anuncios y siguen empeñándose en ofertar discos de cantautores románticos a usuarios que centran su actividad en el tech­no o el heavy metal.

Por otro, el límite de tiempo de escucha en régimen gratuito es, a todas luces, insuficiente para aquellos que desean mantener un hilo musical ininterrumpido durante buena parte de la jornada. Para terminar, existe el inconveniente de tener necesariamente que descargar e instalar una aplicación para disfrutar de lo que ofrece.

Servicios de música en streaming opina

La perfecta está por crear

¿Se erige alguno de los demás servicios reseñados como la página o la aplicación de música a la carta on-line definitiva? Ciertamente no. Puestos a diseñarla, muy probablemente optaríamos por un híbrido que combinara la interfaz web de Last.fm con la base de datos de Spotify, que pudiera escucharse sin proxies desde el navegador o desde un reproductor local como Muziic, que ofreciera las opciones para cargar y compartir música que pone a nuestra disposición Goeary que incluyera las noticias y entrevistas de ámbito nacional que nos brinda Rockola.

Según el usuario

Puesto que hablamos de un imposible, queda por dictaminar en qué ámbito brillan con mayor intensidad los principales servicios. Pese a sus inconvenientes, no podemos menos que encumbrar a Spotify por resultar el idóneo para aquellos que desean escuchar discos completos. Para quienes prefieran optar por oír material variado desde cualquier ubicación y en el propio navegador, tanto Deezer como Muziic resultan excelentes.

No obstante, cabe puntualizar que ambos se verían desbancados por Last.fm y Pandora de no ser por la necesidad de contar con un proxy, lo cual nos ha llevado a reducirles drásticamente la puntuación. Una decisión si se quiere arbitraria y que cada usuario deberá valorar en función de si va a utilizar la conexión a Internet para otros fines mientras escucha música. De ser así, el rendimiento de la misma se verá significativamente mermado.

En cuanto al resto de productos analizados, el reproductor que nos brinda Mufin no carece de méritos y puede resultar una alternativa interesante para aquellos que aún utilicen el que viene predeterminado con Windows y que deseen además escuchar música on-line. Lo mismo sucede con Muziic.

En cuanto a los servicios que permiten cargar temas locales en la Red para compartirlos en redes sociales o a través de otros servicios, Grooveshark y Goear destacan como dos estupendas opciones.

Lo mejor: la diversidad y la calidad

Al margen de la ausencia de determinados artistas y álbumes, a grandes rasgos, prescindir de la propia colección de música y limitarse a buscar y escuchar únicamente su réplica en la Red es ya una posibilidad real. Por lo general, la calidad de audio del material es más que aceptable. Servicios que de por sí constituyen una auténtica red social se integran conFacebook y otras redes de mayor difusión

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s