Conoce el ingrediente secreto de Google


buscar google

Aunque hay otras propuestas, Google sigue siendo el buscador más efectivo para prácticamente cualquier dato que necesitemos encontrar en Internet. El dominio madre es www.google.com, pero cada país tiene una versión propia con su extensión (www.google.es en el caso de España).

Generalmente, el buscador nos redirecciona automáticamente a la página correspondiente de manera automática. Si no lo hace, basta que elijamos nuestra versión local una vez para que las siguientes recuerde esa preferencia.

En esencia, solo hay dos diferencias entre Google.com y Google.es. La primera y más evidente es el idioma de la interfaz. La segunda, que no se aprecia a primera vista, es el Pagerank o valor numérico que determina el orden en el que aparecen los resultados de las búsquedas. Si estamos en la versión española de Google, los resultados locales tendrán más importancia que los internacionales.

En otras palabras, si buscamos una marca conocida como Samsung nos aparecerá antesSamsung España en Google.es, mientras que, si lo hacemos en Google.com, aparecerá la página web internacional de la compañía.

Esta norma no se aplica a búsquedas muy cerradas ni en otros idiomas. En líneas generales, hay muy pocos casos en los que podríamos querer buscar en páginas de otros países.

Las leyes de oro para hallar el mejor resultado

Primera ley. Muy sensible al uso de las comillas

Si es preciso recordar alguna norma de búsquedas concreta, que sea esta: Google es sensitivo al uso de comillas en su buscador. Si introducimos varias palabras, Google buscará resultados en los que aparezcan esas palabras; pero, aunque intentará en la medida de los posible que así sea, esas palabras no tienen por qué estar juntas ni en el orden en que las escribimos.

Si, por el contrario, escribimos los términos entrecomillados, Google los buscará exactamente en ese orden y seguidos. Esta norma vale para todas las pesquisas y resulta crucial para filtrar adecuadamente los resultados.

Segunda ley. Expresiones naturales

Google se ha desarrollado mucho. Tanto que a veces es posible dar muy rápidamente con lo que buscamos utilizando expresiones del lenguaje natural. Si queremos, por ejemplo, saber qué hora es en Japón podemos volvernos locos escribiendo husos horarios, hora internacional Japón o expresiones similares cuando, en realidad, lo más sencilla es anotar ¿qué hora es en Japón?Esto mismo se aplica a dudas más técnicas. Raro será que tengamos un problema que no hayan tenido otros antes.

Algoritmo Google Guía 1

Hay todo un mundo de foros ahí fuera con millones de consultas publicadas y, a veces, se llega mucho antes a resolver una duda escribiéndola literalmente, como por ejemplo cómo abrir los puertos en un router, que navegar durante horas por resultados de búsquedas como router puertos o router abrir puertos.

Tercera ley. Sumarás y restarás conceptos

Google también es sensitivo al uso de ciertos signos. El más conocido es el guión (-) o signo menos. Si lo usamos seguido de una palabra, le estaremos diciendo al buscador que excluya ese término de los resultados. Así, si escribimos Apple -store –iphone, Google excluirá las páginas en las que se aluda al smartphone y la tienda on-line de la compañía.

Algoritmo Google Guía 2

Igualmente, podemos añadir palabras o conceptos utilizando la o mayúscula (O) entre ellos. Si en vez de una O utilizamos el signo ~ (Alt + ñ) estaremos pidiéndole a Google que busque también sinónimos y palabras afines. Así, si buscamos ~perro también nos incluirá mascotas.

Cuarta ley. Si sabes lo que buscas, sé preciso

Las indagaciones pueden refinarse mucho si estamos bastante convencidos de donde está lo que queremos. Si, por ejemplo, queremos localizar algo en una página que sabemos su dominio concreto basta con introducir el término seguido de dos puntos y el tipo de dominio. Si, por ejemplo, queremos hallar páginas que hablen sobre toros, pero que sean solo del dominio .es, basta con escribir toros :es.

Concretando aún más, podemos hacer que Google busque algo en un único sitio web con la expresión site:. Esta opción es parecida a la opción de buscar una palabra desde el navegador, pero en Google.

Por último, la expresión define: hace que Google localice únicamente definiciones del concepto que pongamos, sean en wikipedia o en cualquier otra página.

Quinta ley. Los números son tus amigos

Google no solo identifica palabras, también reconoce números de distintas maneras. Por ejemplo, podemos restringir una búsqueda a una fecha determinada simplemente escribiéndola como en Coruña 1992. Si escribimos un intervalo como Coruña 1992-1993 también lo reconocerá.

Algoritmo Google Guía 3

Pocos saben que Google también es una calculadora sencilla. Si introducimos una fórmula matemática sencilla como 2+3-5 nos dará directamente el resultado. Es más, esta capacidad de cálculo de Google se extiende a los cambios de moneda. Para ello, eso sí, conviene saberse las siglas de la moneda a cambiar porque, de lo contrario, no siempre la identifica. Para pasar, por ejemplo, 17 euros a dólares basta anotar 17eur en usd.

Sexta ley. Cómo buscar lo que no se recuerda

Otro de los trucos más útiles de Google es el uso de asteriscos (*) como comodines en palabras que no recordamos. Imaginemos, por ejemplo, que no recordamos un dato como el nombre completo de un autor famoso. Si escribimos Miguel de Cervantes *, nos dará el nombre completo. Lo mismo sirve para frases completas o para expresiones como cotizar * en autónomos. Google interpreta ese último asterisco como cualquier palabra que encaje con sentido en esa frase.

El botón «Voy a tener suerte» y la página de Doodles

Todos los servicios de Google se caracterizan por un cierto sentido del humor no exento de la capacidad de reírse de sí mismos. Junto al botón habitual de buscar en la página principal del buscador aparece otro denominado Voy a tener suerte.

Poca gente sabe para qué se utiliza este botón y son muchos menos los que lo usan. En concreto, sirve para redirigirnos automáticamente al primer resultado de la búsqueda sin mostrar la lista de resultados. En otras palabras, si buscamos algo muy concreto, como El Corte Inglés, el primer resultado será, casi con toda seguridad, la página que estemos buscando. Voy a tener suerte nos evita tener que hacer un segundo clic.

Si la búsqueda es amplia, el botón no tiene utilidad. A día de hoy, de hecho, tiene aún menos, ya que la mayor parte de los motores incorporan búsquedas contextuales que van mostrando los resultados en Google a medida que escribimos el término que deseamos localizar. Pese a su poca utilidad, Google mantiene este botón casi como un autohomenaje o un elemento humorístico.

Algoritmo Google Guía 4

Una segunda utilidad del botón es que, si lo pulsamos sin haber introducido ningún término de búsqueda, nos llevará a la página de Doodles de Google.

Doodle podría traducirse libremente como garabato. En Google, los Doodles son versiones artísticas del popular logotipo de la compañía que sustituyen al original, generalmente durante un día, para conmemorar fechas señaladas.

Desde que las nuevas plataformas de contenidos web sobre HTML5 han permitido incorporar más fácilmente animaciones o imágenes interactivas, los Doodles de Google han ganado en complejidad y algunos de ellos son auténticas obras de arte interactivas.

Desde el botón Voy a tener suerte se accede a las galerías completas de Doodles desde el primero en 1998 hasta ahora. Al pulsar sobre cualquiera de ellos, podemos verlo a tamaño real o disfrutar de su animación, si es que la tiene. La compañía incluso mantiene una Doodle Shop en la que podemos elegir nuestro logotipo favorito y encargar su impresión sobra camisetas, tazas y cientos de otros objetos.

Domina las herramientas y filtros del motor

Una vez conocidas las normas básicas de las búsquedas, hay que tener en cuenta que el motor de Google no solo busca páginas web. Desde comienzos de la década de los 2000, Google ha ido incorporando áreas específicas de búsqueda. Estos epígrafes no aparecen en la home del buscador a menos que nos suscribamos a la página personalizada de iGoogle o estemos suscritos a alguno de los servicios web del buscador (veremos ambas posibilidades más adelante). En caso contrario, aparecen en una columna a la izquierda de los resultados.

Truco 1. La opción La Web

La Web es el apartado de búsquedas generales y el mejor sitio para empezar si no estamos muy seguros de donde categorizar lo que queremos encontrar porque es el único epígrafe no excluyente. Todos los demás muestran solo parte del contenido de Internet. Según lo que consultemos, es probable que en la lista de resultados también nos aparezcan sugerencias en otros epígrafes.

Tanto en este apartado como en los sucesivos es importante conocer bien la barra de herramientas situada en la parte derecha. En ella, encontramos distintos tipos de filtros en función de la ubicación o la fecha de modificación del contenido.

Truco 2. Localizando imágenes

En Imágenes, por ejemplo, encontramos opciones que nos permiten acotar en función del tamaño del archivo. La opción Por tema categoriza los resultados según las variantes de imagen, mientras que la paleta de colores nos brinda la oportunidad de filtrar las fotos en atención al tono predominante de las mismas.

Algoritmo Google Guía 5

El siguiente menú categoriza las imágenes en función de si son fotos, retratos, dibujos, etc. Uno de los trucos más interesantes es la opción Más tamaños que aparece al pasar sobre una imagen y que permite detectar si hay otras versiones de la misma a otros tamaños en otras páginas web.

Truco 3. Halla vídeos, noticias o blogs

En Vídeos, la barra de herramientas nos da opciones como acotar la duración aproximada del clip si la conocemos, su fecha de creación, si lo queremos con subtítulos o no, o suorigen entre unas cuantas fuentes. Conviene recordar que todas las normas de oro que hemos dado para las búsquedas se siguen aplicando aquí y en el resto de pestañas del buscador.

Algoritmo Google Guía 6

Noticias y Blogs, por su parte, exhiben como principal diferencia respecto al resto de filtros que tienen más en cuenta la relevancia temporal a la hora de aparecer. En otras palabras, los resultados de las búsquedas tienden a aparecer por orden cronológico. El resto de pestañas del buscador, dedicadas a elementos como Google Libros, compras o lugares se comportan de manera similar, pero son menos relevantes para la productividad, que es el leitmotiv de esta Guía.

La barra negra e iGoogle

Si tenemos algún servicio de Google activo, el buscador nos mostrará una barra negra en la parte superior de todas las páginas de la compañía en la que podemos encontrar accesos directos que cambian contextualmente en función de nuestra actividad. Google aún no permite a los usuarios personalizar esa barra, pero puede hacerse desaparecer en Firefox o Chromemediante un plug-in llamado Color+ o modificarla mediante un script llamado Google Light NavBar.

Algoritmo Google Guía 7

iGoogle, por su parte, es una versión personalizada de la página de arranque de Googleque puede servirnos para mejorar mucho los tiempos en productividad. Aparte de incluir el motor de búsquedas, iGoogle puede personalizarse con accesos a páginas habituales y widgetsen los que hacer, por ejemplo, búsquedas directas en la RAE o en Wikipedia, ver nuestros feeds de noticias favoritos o vigilar nuestro buzón de correo en Gmail. Todas estas opciones son fácilmente configurables desde www.google.es/ig.

Anuncios

Intel apuesta por los ultrabooks como producto del 2012

Asus Ultrabook
Intel encara este 2012 de forma «optimista», según los responsables de la compañía en España. En su tradicional encuentro con los periodistas tras las navidades, la compañía ha desvelado las líneas maestras de su estrategia de mercado para este año, aunque todavía no cuenta con datos finales 2011, ni unas previsiones cerradas para el recién estrenado, puesto que se presentarán el próximo día 20 de enero.
Pese a ello, Intel apuesta decididamente porque este sea el año de los ultrabooks. Potenciados por la compañía para que se conviertan en «la evolución de los portátiles», se espera que el 20% del mercado de dispositivos portátiles esté dedicado a estos dispositivos, más ligeros y potentes que los portátiles como los conocemos hoy día.
En primavera llegará la segunda fase de desarrollo de los ultrabooks (un producto de tres años en los que contará con tres fases en su fabricación final) con los nuevos microprocesadores Ivi Bridge de 22 nm, ya que los ultrabooks actuales incorporan la segunda generación de procesadores Intel CoreIvi Bridge será la tercera y se incluirá a lo largo de este año en una gama que englobará entre 30 y 50 nuevos productos.
En cuanto al aspecto físico, la compañía exige a sus socios una serie de características innegociables (la contención del precio, entre los 800 y los 1.000 euros, es una de ellas) como la ligereza, potencia, diseño y la incorporación de pantallas de gran calidad.

Smartphones y tablets con procesadores Intel

En junio de 2011, Intel comenzaba a trazar su diseño de chips y los planes de fabricación para penetrar en el mercado de tablets y smartphones. Los responsables de la compañía en España dicen que durante el CESque se celebra en Las VegasIntel anunciará su primer sistema en un chip para las tablets y teléfonos inteligentes, cuyo nombre es Medfield y que llegarán al mercado en el primer semestre del año. Medfield se fabrica en 32 nm, aunque se reducirá a 22 nm y será específico para dispositivos Android.
Durante el encuentro se trataron temas como el futuro de los netbooks, que Intel cree que no desaparecerán, la nueva evolución de la Smart TV, con la incorporación de la tecnología WiDidesarrollada por Intel, o el aumento de la duración de las baterías de los dispositivos portátiles hasta las ocho horas. Pero para saber éstos y todos los detalles de lo que nos depara este 2012 habrá que esperar al día 20.
        
C/ La Flor, 14 Bajo 33820 – Grado – Asturias Telf: 985 75 47 07